Chullpas de Sillustani

Riqueza y orgullo del Perú - Chullpas de Sillustani

Región: Puno, s. XIV – XVI d.C.

Fecha de emisión: 23 de febrero de 2011

Código catálogo: KM# 345

Diseñador : Eduardo Paredes Medina

Cromo Riqueza y orgullo del Perú - Chullpas de Sillustani

Especificaciones Técnicas

En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, en el exergo la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

En el reverso, en el centro se aprecia las Chullpas de Sillustani, que son restos de un santuario levantado por los Collas para guardar la memoria de sus antepasados. Son torres altas, algunas de más de 12m. de altura, en su interior se guardaban las momias de los jerarcas collas. Al lado izquierdo de las Chullpas, la marca de la Casa Nacional de Moneda sobre un diseño geométrico de líneas verticales.

Al lado derecho de la chullpas, la denominación en número, el nombre de la unidad monetaria sobre unas líneas ondulantes y en la parte superior la frase CHULLPAS DE SILLUSTANI S. XIV – XVI d.C.

Breve reseña

Las Chullpas de Sillustani son los restos de un santuario levantado por los Collas para guardar la memoria de sus antepasados.  Están ubicadas en la planicie que rodea la laguna Umayo, a unos 35km. de Puno y 20km. del lago Titicaca. Las pruebas con el carbono 14 indican que datan del siglo XIV al XVI d.C.

Las chullpas son torres altas, algunas con más de 12 m. de altura, con unas criptas abovedadas en su interior donde se guardaban las momias de los jerarcas collas y sus acompañantes, junto a ofrendas funerarias. Tienen planta cuadrada como circular, con una pequeña puerta de acceso para el servicio de los muertos, y están cubiertas de una fina mampostería de piedras labradas, de estilo tradicional incaico, aunque algunas mantienen una arquitectura de aspecto más local, semejante a las chullpas que se encuentran en Cutimbo, Mallku Amaya y otros lugares del altiplano colla.

Las chullpas más altas se asentaban en plataformas y tenían alrededor tumbas enterradas de quienes seguramente eran sus servidores. Estos numerosos monumentos funerarios estaban acompañados por otros recintos en forma de círculos, así como de terrazas y cercos destinados a ritos que se han perdido en la memoria.

– Luis G. Lumbreras Salcedo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *